Voto Informado

Fallan acuerdos políticos y está en riesgo nueva ley electoral

El cronograma electoral aprobado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) manda a realizar la convocatoria de las Elecciones Primarias el próximo 13 de septiembre, a menos de diez días de este acontecimiento, aún no hay claridad si la convocatoria se efectuará con una nueva Ley Electoral o con la anterior, lo que genera incertidumbre y aumenta la desconfianza ciudadana en el proceso.
El Congreso Nacional hasta la fecha no ha presentado el dictamen de la nueva Ley Electoral, a pesar que varios parlamentarios han expresado que se ha consensuado en al menos un 95 por ciento. Desde junio se ha prometido comenzar su discusión, hubo afirmaciones de que se presentaría al pleno el pasado jueves, pero a última hora no se hizo.
Si se quiere hacer la convocatoria para las elecciones primarias del próximo 13 con una nueva ley, el Congreso tendría que discutir y aprobar durante la próxima semana los más de 150 artículos que la comprenden, teniendo que dispensar dos de los tres debates que manda la ley. En este escenario, la posibilidad de socializar el contenido de la ley, la participación o presentación de reclamos u observaciones por parte de la ciudadanía y organizaciones de la sociedad civil son nulas, debido al corto tiempo entre la entrada en vigencia y convocatoria a elecciones.

En caso de que no se haya consenso en el Congreso y no se apruebe una nueva Ley Electoral, se realizaría la convocatoria con la actual ley electoral. Según el artículo 42 de la Ley Especial para la Selección y el Nombramiento de Autoridades Electorales “mientras no se aprueben en su totalidad las reformas electorales, el Consejo Nacional Electoral debe aplicar de forma transitoria, las disposiciones contenidas en la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, contenida en Decreto No.44-2004 de fecha 1 de abril de 2004 y sus reformas”.

Los partidos políticos tuvieron tres años para atender las demandas sociales sobre reformas como la segunda vuelta electoral, financiamiento político, justicia electoral y participación política de las mujeres, ¿serán incluidas en el dictamen a discutir la próxima semana? Ciertamente, realizar una convocatoria a elecciones con una ley que ha perdido su vigencia material y aprobar la nueva en simultáneo al inicio del proceso electoral, generaría incertidumbre e inseguridad jurídica para todos los implicados en el proceso y un mal sabor en la ciudadanía.

Una iniciativa de

Organizaciones Aliadas